Aficionados

Esta temporada no se pudo luchar por el ascenso a Preferente hasta el final como en las dos temporadas anteriores.

Comenzamos esta temporada con un cambio de entrenador, ya que Andrés Andrade marchó al Betanzos, que posteriormente conseguiría ser Campeón, y llegó Davíd Barca, que ya estaba de coordinador de la sección femenina del Victoria. En cuanto a jugadores se siguió con la base del equipo, con alguna baja cubierta con los juveniles que consiguieron el ascenso a División de Honor.

Un mal comienzo de temporada, donde en las 10 primeras jornada sólo ganamos 2 y empatamos 6, hizo que se tuviera que ir a remolque buena parte de la Liga. Estábamos 12º a 10 ptos del líder .

Se consiguió remontar tras ganar 8 de los 9 siguientes partidos que hizo que nos pusiésemos en la 3º puesto a solo 3pts del A.D. Miño, que de aquella iba de líder, pero una derrota ante el Abellá inesperada y a la siguiente semana perder contra el A.D. Miño hizo que nos alejásemos a 9 ptos de ellos, y perdiéramos gran parte de las opciones al ascenso y sobre todo de la fe de conseguilo.

A partir de ahí, nuestra irregularidad, mezclando buenos partidos con malos, hizo que no se pudieran aprovechar los pinchazos de los equipos de arriba, con lo que las posibilidades del Ascenso directo o de jugar la promoción de ascenso se terminaron bastante antes del final de liga.

Femenino A

Esta temporada el Femenino A empezó la temporada con muchos cambio, entró Marcos Mato como nuevo entrenador, y se nos marcharon jugadores importantes y con experienza en la 2ª División Nacional, que fueron remplazadas con jugadoras del Femenino B, con mucha calidad pero aún en edad Cadete.

Estos cambios se notaron en el principio de liga que hizo que perdiésemos los 5 primeros partidos y que en los 4 siguientes sólo consiguiésemos 4 puntos, esto hizo que nos colocásemos en puestos de descenso con casi media liga ya jugada.

Pero poco a poco todo se acopló, el entrenador al fútbol femenino, las jugadoras al entrenador nuevo y las jóvenes al nuevo nivel de exigencia de la categoría, con todo ello se empezó la remontada con una goleada al Atl. Arousana (6-1), tercero en aquellos momento y que acabaría en cuarto puesto.

A partir de ahí sólo nos consiguió ganar por la mínima los tres primeros clasificados, Olivo, Friol y Sárdoma, y  el Orzán y el Ave Fénix, completando una gran segunda parte de la temporada consiguiendo 30 de 45 puntos posibles en las últimas 15 jornadas.

Con este excelente final de temporada se consiguió quedar en un meritorio 7º puesto y como mejor equipo de A Coruña por delante del Orzán, que para la próxima temporada será absorbido por el R.C. Deportivo creando la incertidumbre de que pasará para la próxima temporada.

Femenino B

En esta temporada Rolando seguió de Entrenador junto a Víctor, la plantilla tuvo que renovarse mucho debido a que muchas de las chicas, que el año anterior consiguieran el ascenso a 1ª Gallega, subieron al primer equipo por lo que la plantilla se compuso de muchas de las que subían del Infantil Femenino.

Debido a su juventud, la mayoría nació en el 2000 o 2001, la liga se les hizo bastante exigente, enfrentándose a mujeres que le doblaban la edad, por lo que el objetivo claro era la permanencia.

Empezamos pagando la novatada con 5 derrotas en los 6 primeros partidos, pero con un gran final de primera vuelta conseguimos conseguimos llegar al 6º puesto con 21 puntos, dejando 7 equipos por detrás nuestra.

En la segunda vuelta, con la desaparición del Moledo, el Noalla con 0 puntos y Monte Forte con 6 puntos, parecía que la permanencia estaba prácticamente asegurada, pero con los 3 arrastres de la segunda división se complicaba la cosa. Tanto que hasta la última jornada no se conseguió la permanencia, remontando en Monte Forte con la ayuda de varias Infantiles.

Objetivo cumplido, un año de mucha mejora para las chicas en el que aprendieron muchísimo, para el próximo año con un año más y con lo que viene de infantiles esperamos que sea una temporada más tranquila.